Retardar La Eyaculación

¿Sabes cuál es el problema sexual  al que más se enfrentan los hombres y parejas hoy en día? Bueno, es posible que te sorprenda, pero las estadísticas revelan sin lugar a duda que se trata de retardar la eyaculación. Lo primero que entiendo oportuno señalar es que hablamos de una disfunción que no siempre alcanza niveles preocupantes, pues si tu pregunta es cómo retardar la eyaculación, debes saber que así como son muchas las causas del problema, son varias las formas de poder controlarlo.

Conoce la guía definitiva para Durar 30 Minutos en la cama haciendo clic aquí

Hace pocos días conversaba de este tema con una pareja amiga, bastante jóvenes ambos y uno de los primeros aspectos que poníamos en comentario al preguntarse ellos acerca de cómo controlar la eyaculación precoz, es el abordaje o la reacción que no sólo el hombre (sino la pareja) debería realizar acerca del mismo.

Lo primero es la franqueza, la acción o el acto de auto-sincerarse: tenemos un problema y hemos de trabajar juntos para resolverlo. Una gran mayoría de los hombres comienza a preguntarse con exceso de ansiedad y angustia cómo controlar la eyaculación precoz, así sin más…, sin reflexionar que lo primero es conocer bien el problema, sus posibles causas, sus muchos matices de solución y encaminarse a aquella o aquellas que la pareja (o el hombre, si está viviendo el problema en soledad) entienda más oportunos y accesibles para su caso.

Mi amigo Álvaro tiene un par de consejos buenos para ti. Dale play al video.

Es hora de dejar de evitar el tema y mirarlo con la seriedad que merece. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que sólo se vive una vez y tener la mejor vida sexual debe ser una de nuestras prioridades. Ahora bien, un punto clave es dominar la ansiedad: si se vive de lamento en lamento, o todo se concentra en preguntarse cómo controlar la eyaculación precoz, se bloqueará el camino para tomar las decisiones correctas. .

¿Cuáles son éstas? La primera ya la hemos mencionado: el abordaje sereno y en acuerdo con la pareja. La segunda, consultar sin miedos ni vergüenza con un especialista en el tema; si no sabes dónde encontrarlo, marca una cita con tu médico de cabecera que es quien te conoce mejor y te guiará hacia el profesional adecuado en tu caso.

Una vez que consigas esa primera entrevista (te sugiero valorar la posibilidad de concurrir con tu pareja si la tienes) el punto clave es un diálogo franco donde expongas los hechos sin temores, sin ocultar detalles y promoviendo confianza con él o la especialista en cuestión. No te impacientes: antes de decirte cómo controlar la eyaculación precoz, seguro comenzará por aportarte algunos datos tales como que      el 30% de los hombres entre los 18-29 años, el 32% edades 30 a 39, el 28% edades 40 a 49, y el 31% edades 50-59 se enfrentan alguna vez a esta situación y asumen que arribar a clímax demasiado pronto es un problema. Si bien queda claro que la edad en cierto modo puede retrasar las cosas, no es un parámetro cien por ciento constante. Si se les pregunta a los hombres si alguna vez han tenido al menos una experiencia de la eyaculación precoz, casi todos te dirán que sí.

Luego seguramente te informará acerca de qué causa la eyaculación precoz. En pocas palabras, dirá que no hay una sola causa, sino que suele ser una combinación de factores. Conversando juntos, hallarán o podrán delinear una idea más clara de tu caso en particular.

Pero el foco de nuestro interés, como lo venimos señalando desde el principio es cómo controlar la eyaculación precoz. En respuesta a esto, tengo buenas noticias para ti: una vez conversadas o determinadas las posibles causas, es mucho lo que hay para trabajar.

Si las causas son de matiz mayormente psicológicas, será importante controlar la ansiedad, serenar los momentos íntimos y trabajar sobre la confianza en sí mismo y entre los integrantes de la pareja.

Si las causas son de perfil orgánico, habrá que buscar respuestas en tratamientos médicos. Aquí el panorama es muy amplio (a veces hay causas vinculadas con lo urológico, otras con lo muscular y otras con lo circulatorio por señalar sólo tres posibilidades) y sólo puedo decirte que estés tranquilo ya que seguramente habrá medicación u otras opciones que contribuirán a una mejoría.

Por último, si como sucede en una gran mayoría de los casos, las causas no tienen las fronteras tan bien definidas y estamos hablando de algunos componentes psicológicos y otros orgánicos, se recurrirá a ejercicios que son muy eficaces, tales como el “entrenamiento” a través de masturbación controlada, ejercicios de respiración o ejercicios que fortalecen la musculatura pélvica.

En pocas palabras, insisto, si te estás preguntando cómo controlar la eyaculación precoz, enfáticamente te digo que es posible, siempre que hagas las cosas bien, sigas los consejos que hemos compartido antes y lo más importante: siempre que seas perseverante.

Y para superar la eyaculación precoz de forma definitiva, haz clic aquí para descargar la guía “Domina Tu Orgasmo”, no te arrepentirás.